domingo, marzo 19, 2017

¿Vamos hacia dónde?

 La Ciencia astronómica nos da la noticia
“7 nuevos planetas parecidos a la Tierra
orbitan a su estrella Trappist-1 de los
cuales 3 ofrecen posibilidades de vidas”
mientras esa bella realidad ocurre en el Universo
el hombre extingue sus posibilidades en la Tierra
¡qué cruel paradoja signa su drama!

7 nuevos planetas orbitando a su estrella




¡Oh Niños! otra vez
repetimos el cuento
 tratando de concientizar
sobre nuestro origen
¿Saben por qué la oruga nunca
olvida cómo mutarse mariposa?
porque jamás olvida su origen











Y en este mismo espaciotiempo que todas
las noches de nuestra existencia miramos
ayer una masa singular primigenia altamente
comprimida y caliente hizo explosión en espectros
circunvalocionados por resplandores blancos a lilas
y a gran velocidad se expandió en nubes luminosas
de partículas elementales subatómicas y atómicas y
en instantes crearon cúmulos de estrellas y galaxias
¡qué diversidad espectral en ondas llenándolo todo!
anunciando el asombroso nacimiento del Universo y
dentro de él un poco más tarde el nacer de la vida
y ambos quedan abiertos cada uno en su dimensión
pero sin olvidar encontrarse en una sola para que el
movimiento de la vida continúe esparciéndose

Y si llegáramos concientizar este acontecer del
nacimiento cósmico junto a la edad del Universo
estimada en 14.000 millones de años hacia atrás
en la que nuestra vida por siempre quedó inmersa
tendríamos una conciencia esencial de Ser humano
moviendo cada átomo molécula de su cuerpo celular
que le crea la convicción de tener una arquitectura
similar a la del Universo anidada en el alma que lo
obligará actuar solo para construir conforme a los
valores del amor justicia verdad belleza y libertad
como en esencia se comporta el mismo Universo
¿podríamos imaginar lo que llegaríamos a ser?

Y en la Tierra cada ser vivo recibe la ofrenda de su
lugar cósmico para que construya su puesto cósmico
su propio universo para habitarlo con el vivir de su vida
y el tiempo universal escindiéndose en sus dimensiones
pasado presente y futuro para que la vida organice sus
distintas formas vivas cada una con su sello temporal
una vida verdadera auténtica poblando su extensión
viviendo un ayer a un hoy proyectándose en mañanas
la evolución siempre adelante en el renacer de vidas
y ésta es la vida diseñada en esa explosión sideral

La gran explosión estelar que da origen al Universo
En la Tierra ¿cómo verla sentirla cómo se nos testimonia?
sensibilizándonos ante el mar viendo y sintiendo su cuerpo
moverse en reflejos ciclos de luces y ondular de sus aguas
que nos penetran y estremecen también en ondas y luces
y en un gran coro armónico oír sus canciones en susurros
inmerso en baños de oleadas de brisas de rocíos salitres
mirando el nacer de su franja horizonte entre mar y cielo
inundada por el levante de sol de albas a luces aurorales
y abrazándola desde el cénit su luz blanca perpendicular
y en tardes que se duermen cobijándola el ocaso del sol
estallando en madejas de densidades crepusculares

Horizonte del lago Ontario/Entre EEUU y Canadá/Foto Mery Sananes
Y si se quiere más testimonios sobre el cómo de esta vida
observar las simientes germinar para ser árbol a bosque
o presenciando esa creatura hierba crecer hasta volver
otra vez a sus simientes y nuevamente a hierba verde
o en el  borde de los bosques escuchar el canto de las aves o
verlas alegres bañarse en los charquitos después de la lluvia
o ese hecho tan conocido de la oruga mutándose en crisálida
que bajo la brisa y luz se va metamorfoseando en mariposa

Metamorfosis de la mariposa monarca
O ver cachorros jugando entre feroces garras de mamá tigre
o a mamá elefante enseñando a su hijo los primeros pasos
o ver el relámpago nacer del beso de las nubes a las aguas
o ese arcoíris después de la lluvia reiterándose como señal
ancestral que recuerda al hombre que en verdad debe vivir
Y en verdad cada uno de estos testimonios son sinfonías
que toca la orquesta de la naturaleza a nuestros sentidos
para mostrarnos la belleza de su existencia y reclamarnos
cómo por qué hicimos tienda aparte y pedirnos volver a
su seno porque también ¡podemos ser como estas vidas!

Foto de Juan Jorge Blanco Sananes
Y esta es la vida que llamamos auténtica verdadera original
como también lo es ese viaje cósmico del átomo a la célula
y la célula en la matriz materna transustanciándose en niño
una casi réplica de ese evento que tuvo lugar en el cosmos
entonces madre y universo identificados en misión como
existencia viva permanente para estar gestando la vida

Y ese niño que crece a hombre o mujer ¿cómo debería
ser? Nunca debiera ser el que hoy asesina roba miente
¿tanta evolución del universo para llegar a este ser?
Algo ocurrió en esta ruptura de hombre y Universo

Pero opuesto aquel nacimiento bajo luz sideral
que nos otorga a todos un origen cósmico ocurre
otra explosión pero de violencia en iras injusticias
en acciones persistentes que tienden al asesinato
en cercos a la libertad en desamor en desesperanza
la mentira permanente la pobreza tapando la belleza
y justificando el Poder que genera este cuadro social
que en una gradualidad escalar cubre a todo el mundo
tanto en tiempos pasados presentes negando al futuro
porque es espaciotiempo que existe autoreciclándose de
los escombros de sus propias ruinas consumiendo la vida
¡Oh nacimientos tantos halagos pero también infertilidades!
aunque allá lejos otro tiempo porvenir lo cincelan anhelos

Y cualquier país grande o pequeño lo testifica
como es el caso de Venezuela donde este cuadro
hoy se ha ahondado hasta topes indecibles como
en esos niños que vemos comiendo en basureros
o muriendo por hambre o por la falta de la medicina
o por la deficiencia extrema de la asistencia médica
pero también igual ocurre al hombre o a la mujer en
cualquiera de sus edades pero mucho más en la vejez
y hoy llegan a seres imposibles de creer que en algún
momento de la edad de la vida son de origen cósmico
o simplemente tengan el elemental derecho a la vida
la abertura abismal de sus pupilas nos lo confirma
¿cómo llegamos a esto? en asombro gritan sus ecos

Niño hurgando en el basurero para comer
Porque en verdad ¿de qué tipo de universo vienen?
¿cómo pudieron gestarse hasta llegar a esta miseria?   
¿por qué existen en medio de tanta extrema pobreza
si sus átomos son los mismos de las estrellas?
Hoy existimos bajo un pesado manto de tristeza

Y ¿cómo llamar a estos “hombres” que solo caminan
vociferan insultos quejidos amenazas como lenguajes
y se levantan en odio para matarse entre sí por lucro
y para existir depredan inmisericorde a la naturaleza
aunque llegan asomar rasgos de amor y alegrías?

¡Oh espíritu prometeico cuándo volver a estallar!
para deshacer este terrible hoy que nos cubre
tiempo de existencia que por siglos nos agobia
y extinguido volver a un ayer semejante a aquel
cósmico en cuanto a que todo sea hecho de nuevo
fuerzas originarias que construyan todo desde raíz
hombres mujeres jóvenes viejos niños nuevos porque
también somos de esa singularidad que estalló en luces

¡Oh criaturas! liberación liberación
transpira la Overture Prometeo de Beethoven!
como también la de la Overture de estos tiempos
contados en siglos por siglos que el hombre padece
y hemos de ver un hombre que repita un Beethoven que
con similar pasión haga su obra que llame a liberación



viernes, febrero 10, 2017

Venezuela…qué país!


Aunque usted no lo crea o
 en “Guinness World Records
Venezuela…ese país! … a pesar
de existir en una hermosa y feraz naturaleza
para “pensar” hay que aceptar cultos y brujerías
poseer “patria” debes tener el “carnet de la patria”
ante la necesidad hambre debes vender tú dignidad
por una bolsa CLAP de comida importada y para amar
a Cristo debes ser un militante del “amor socialista”

Canaima/Edo bolívar/Venezuela



















Venezuela! Venezuela!
voz o nombre de país de vida moderna que vino a sustituir
aquella de ayer voz natural de sus habitantes primogénitos
cantores el mismo susurro del viento de sus aguas de sus nubes
voz en el infinitivo cantar de sus aves diversas como sus plumas
pero voz Venezuela nunca porque no existía esa violencia urbana
con los espectáculos cotidianos que el circo de sus amos montan
para velar la maquinaria del Poder que impone su “modo de vida”

Y su tierra con todos sus seres que disfrutaban vivir  tenía
nombre voz milenaria como contarle a los niños un cuento
“había una vez…” “érase una vez…” “hubo una vez…”
y aquellos niños se apiñaban alrededor del abuelo hasta
irse a dormir a continuar el cuento en sus sueños fuente
de sus anhelos que guían la escultura de su propia vida
como esas aves volando gozando su libertad su vivir
 
Aves del llano/Edo Apure/Venezuela
Y tuvo su niño mujer hombre que llegaban a la vejez
libres como toda naturaleza que era su propio hogar
y ¿este Ser libre si la violencia colonial no le hubiera
roto su evolución natural hoy qué Ser pudiera ser?
pero esa libertad con esa naturaleza les fue truncada
por aquella invasión cruel que le destruye su historia
imponiéndola otra historia violenta de domesticación
despojos tras despojos hasta ser esclavos y mestizos
en la colonia en la encomienda bajo la espada y la cruz
ahora en la república que ahonda la historia de despojo
hasta el hoy en una aún mayor que llaman socialismo
y ahora hombre venezolano en una “patria” de parias

Pero fue un nombrevoz que todavía podemos escuchar
en el canto del arrendajo o del turpial o del cardenalito
o de la paraulata o el chirulí o del curuñatá o del cristofué
en los tantísimos pájaros que todavía pueblan sus bosques
o en los infinitos diminutos arcoíris que se forman dentro de
los micros cristales de las aguas de sus ríos mares y nubes
o en los colores primarios y complementarios de su vegetación
o en las hojas siempre movidas por el viento o en la sucesión de
sus estaciones tropicales o en el ascender descender de la sabia
por los infinitos vasos comunicantes del tronco de sus árboles
o en esa luna con el amor de su fuerza gravitacional sobre
su tierra creándole los persistentes bajamares y pleamares
que activan la bioquímica de cada unos de sus seres vivos

La luna vista desde El Valle/Caracas/Venezuela
También la oímos en las ondas secretas de las ninfas bajo tierra o ya
como chicharras saliendo a cantar en los árboles llamando al invierno
o en las caídas de sus frutos a la tierra para seguir el ciclo de su vida
o en las tonadas melancólicas de los arenales de los Médanos de Coro
o en las sonatas de sus inmensos ríos alternadas con las de sus mares
o en el zumbido de los insectos o de los colibríes polinizando las flores o
esa secreta música de los primeros llantos de sus niños al nacer con sus
primeros amores que se anidarán en los mayores para continuar la vida
un inmenso coro fluyente de las entrañas de su naturaleza que nombra
 musicalmente el reino que se estableció en esa franja de tierra tropical
que luchó por su existencia pero no pudo subsistir ante esa violencia

Los médanos de Coro/Edo Falcón/Venezuela 
Y este reino de la libertad la belleza la verdad y del amor aborigen
en el tiempo lo convierte en enemigo mortal el hombre que surge de
la fiebre obsesiva de la posesión y lo rompe como romper un cristal
en trozos horrendos modos de existencias en diversidad de violencias
coloniajes de opresión que en su tierra fundará la civilización moderna
una antivida autosostenida en la violencia que define “nuestro tiempo”
una síntesis que en esta tierra llega llamarse la Venezuela de hoy
 
Vista parcial de Caracas/Venezuela
 Venezuela tierra invadida por colonos del ayer y del hoy moderno
entregados a su voraz explotación para enriquecer sus arcas que
justifica la persecución de todo lo que suene a disidencia enemiga
a la hoy militarización de su vida en toda su amplia geografía y al
sistemático empobrecimiento espiritual y material de sus hombres
cotidianamente cultivado por una maquinaria ideológica publicitaria
que a toda costa muta sus horrendas mentiras en horrendas verdades
el socialismo positivista comunal que empuja su vida hacia el pasado

Y hoy “vive” Venezuela bajo el nombre de la “patria grande”
enraizada con cultos de héroes libertadores caudillos y aparecidos
bajo el mundo “mágico religioso” que capitanea la santería cubana
y “vive” con “tú patria” obtenida con un carnet de la revolución y
para medio amortiguar tú hambre imposible de ocultar tienes que
obligarte cambiar tu dignidad por una bolsa de comida importada
y “vive” viendo a los niños morir por falta de asistencia médica o
de medicinas o nacer nonatos o su existencia bajo la desnutrición y
partos donde hay que elegir o la vida de la madre o la vida del niño
y para la “libertad de opinar” someterse al riesgo de la persecución
como el “derecho” político de una revolución de comunas que “libre
construye” la sociedad socialista apoyada en sus Misiones benéficas
y en el Poder bélico de sus modernas Fuerzas Armadas Bolivarianas
¡Venezuela la tierra del “socialismo originario”!

La escasez en Caracas/Venezuela 
Y esas voces o cantos desde esa misma tierra ancestral
llama reflexión sobre estas escenas de un pre réquiem
¿existe una sensibilidad o preocupación verdadera o alguna
conciencia para impedir tales muertes o socorrer el dolor de
las familias afectadas o su sufrimiento-angustia en las colas
sin poder hallar la comida la medicina o la asistencia médica?
¿cómo solo ver un niño llorar por hambre o esperar el ansiado
medicamento hasta verlo morir? o ¿ese hombre mujer joven
niño soportar el hambre o escarbar de basureros en basureros
para encontrar algo de comer? ¿verlo cómo aguanta por días
su hambre con la certidumbre de que no podrá hallar comida?
Y ¿qué decir de las 28000 muertes anuales entre ellas sus
masacres o de los barrios tomados y sitiados por el hampa?
  
La escasez en Caracas/Venezuela

Una sociedad con estas escenas ¿cómo llamarla o definirla?
¿cómo su historia? ¿quién o quiénes son sus reales autores?
De seguir esta tragedia ¿cómo ha de ser su futuro inmediato?
y por el momento acusamos a la sociedad como la autora de
estas escenas de homicidios capítulos de su trágica historia
pero ¿dónde están las fuerzas sociales capaces de salvarla o
de reconstruirla? o rescatar sus cantos sus tierras sus aguas
su gente sus ganas de vivir en medio de la feraz naturaleza
para hacer una real Venezuela con la voz de una sinfonía

Mientras esa esperanza viajera busca nido en hombres libres
siguen oyéndose los llantos alegrías de sus niños al nacer
como albas rosadas para un amanecer de auroras doradas
y todavía las vibraciones de ese contar “había una vez…”
“hubo una vez…” vuelan en las ondas de su atmósfera y
esa virgen naturaleza todavía sigue viva como vital fuerza primogénita
cantada por sus pájaros sus vientos sus nubes sus aguas que la bañan
la misma canción del hombre buscando sus caminos humanos y siguen
los arcoíris como la antigua señal para que recuerde que debe renacer
y su ansia de vivir la vida como esa altura de su catarata Salto Ángel

Salto Ángel/Canaima/Edo Bolívar/Venezuela




miércoles, noviembre 30, 2016

De lo que fuimos y aún no somos


No importa dónde
ni cómo ni cuando
la vida sigue brotando
porque ella sabe por qué y
para qué necesario nacer
¿el hombre cuándo sabrá
su por qué y su para qué
y cuándo realizarlo?






Y de la magia del universo gotearon
como destilaron las primitivas gotas de rocíos
envueltas en densas nubosidades de vapor
vivaces células microscópicas sobre las fuentes
 de aguas superficiales y subterráneas recién nacidas
y con tantas ansias de vivir que inmediatamente gestaron
formas de vidas multiplicándose y expandiéndose con mucha
premura por todo el ámbito de la Tierra acabada de nacer
la materia desde siempre penetrada en amor para hacerse vida

Y desde entonces, entre sus infinitas rendijas se anidó la simiente
multiplicándose en un contínuum indetenible para germinar tantos
embriones que en la larga cadena fueron gestando los seres vivos
¡la vida! ¡la vida! la eterna canción ya cantada desde su primer soplo
el movimiento de la vida réplica del propio girar constante de la Tierra
en su aventura astronómica entorno a la estrella Sol gestor de la vida
y por eso y para eso la Musa poesía creó un Himno a la Alegría del vivir
y por eso y para eso la Musa música compuso la Oda de la Alegría
ambas solemnes creaciones para salvar al hombre restituirle la vida
ambas para que la vida recuerde nunca cesar en su ¡nacer! ¡crecer!
¿pero en este planeta hay quién o quiénes las oigan las atiendan?


Y ahí están testimoniándola la flor la hierba el pájaro los peces el árbol
sobre las aguas las tierras en las ondas del viento soplándole a la vida
siempre repitiendo el ciclo vida-muerte infinito de simiente a simiente
pero ¿y el hombre? ¿y su misión de presidir de salvaguardar y gestar?
el niño y la madre testimonian su permanente y su constante hacer
encienden la chispa prenden la fogata luchan para avivar las llamas
como el volcán extinguido pero con su centro aún en tenue ignición

Y un algo imprevisto no se sabe en dónde hace estallido y el
ventanal de cristal por donde mira la vida queda quebrado
añicos como la vida misma y se abre la historia de vidrios rotos
donde la vida se anida fragmentada en cada pedacito de cristal
testimonio del vivir del hombre bajo modos de vidas en violencia
como quien existe ahora calzando fuertes botas pisando la vida
¿pero quién recoge y pega los cristalitos en un solo cristal
para que otra vez hacerse el mismo ventanal de la vida?

¡Ruptura! hondas rupturas de la cadena de la vida
¡símbolos! símbolos reales de tantos rompimientos
el hombre mismo el mayor prominente símbolo
con su bota milenaria no ya para calzar el pie
hecha de gruesa suela duro cuero clavos profundos
alzándose fustigando cayendo con toda su violencia
y entre su sólida suela y el suelo cemento hoy la vida
bajo bota civil unas veces otras veces bota militar
pero bota del Poder omnímodo triturando la vida


Y a veces algunas botas caen como hoy cayó una
de gran hondura asesina segadora de muchas vidas
paredones horadados por los fusilamientos en series
agricultura de cementerios en hileras de sepulcros
tantos sembrados que para qué contarlos pero su caída
levanta coros de loas de honor ¡qué horrenda paradoja!
quejadumbres de las cortes dominantes y élites políticas
los privilegiados que a su sombra acumularon riquezas
todo un cortejo de muchedumbre de lágrimas secas
y también sumado el compungido colectivo pueblo
y se escuchan voces “nos sentimos muy tristes…”
pero ¿cómo se sienten las incontables víctimas?



Pero mirando fijamente el horizonte habría que
confesar con coraje que también fuimos sus creyentes
un camino contra la vida creyendo realizar nuestros sueños
¡oh credo hasta cuándo bajo tu mirar siguen tantos ojos ciegos!
afortunadamente la vida todavía continúa contando con la vida
el trueno-relámpago instando a la vida de la Tierra a oír la vida
el arcoíris en el cielo de la vida mirarlo como señal de la vida
y el nacimiento del niño terco encendiendo la llama de la vida
y con tantas señales ¿no podrá el hombre hallar su camino?

Y aún siendo festones negros presidiendo el sepulcro
el viento los aletea ¿despidiendo al cruel asesino? para
insistir en el mensaje que despierte convoque a las fuerzas
del amor para que sus propios festones como pétalos blancos
siempre sean los velámenes permanente de la verdadera vida
para volver nuevamente a ese goteo de la  magia del Universo